Skip to content

Dominio Web

Un dominio es el nombre único y exclusivo que se le da a un sitio web en Internet para que cualquiera pueda visitarlo.

 

Esta es la definición que resumiría el concepto de “dominio” en pocas palabras, pero quiero explicarte con mucho más detalle qué es un dominio web y para qué sirve. Vas a ver que la cosa tiene miga, pero puedes estar tranquilo porque voy a enseñártelo de una forma muy clara y sencilla, ya lo verás. 🙂

¡Vamos a ello!

 

 

🔷 ¿Qué es dominio? ¿Qué significa?

Fíjate si empezamos por lo básico que voy a explicarte el significado de la palabra “dominio”:

 

¿Cuál es el significado de dominio?

Según la RAE, la última acepción para la palabra dominio dice textualmente que es la “denominación que identifica a un sitio en la red y que indica su pertenencia a una categoría determinada”.

 

Definición de dominio según la RAE

 

Resumiendo, y como ya te contaba al principio de este artículo, es el nombre exclusivo que se le da a un sitio web para que cualquiera pueda visitarlo en Internet. Por ejemplo, el dominio de este blog que estás leyendo ahora mismo es miposicionamientoweb.es. 🙂

 

Hasta aquí sencillo, ¿verdad?

Lo que pasa es que detrás de todo esto hay más chicha de la que parece. Puede parecer un poco lioso al principio, pero quiero que lo entiendas bien porque además de curioso te va a ser muy útil.

 

🔷 ¿Qué es un dominio exactamente?

Ok, ya sabes que cuando se habla de un dominio de Internet (también llamado “dominio virtual”) nos referimos al nombre que se le da a un sitio web para meterlo en el navegador y poder visitarlo.

 

Pero, ¿por qué se hace así? ¿Es que las páginas web se guardan en el hosting directamente con este nombre de dominio?

Pues NO.

 

Los navegadores web en verdad acceden a los sitios en Internet (que están ellos tan ricamente almacenados en sus hosting) a través de una dirección IP (Internet Protocol), un numerito muy largo del tipo 104.28.13.62 que ayuda a saber en qué servidor se encuentran.

 

Esto lógicamente tiene 3 ventajas principales muy claras:

  1. El dominio de un sitio es mucho más fácil de recordar que su IP (imagínate llamar a tus amigos por sus direcciones postales en vez de por su nombre).
  2. Permite tener muchos más sitios en Internet, porque hoy en día muchos dominios web pueden compartir por ejemplo la misma IP del servidor web donde están alojados (luego internamente el servidor sabe a qué dominio se está accediendo).
  3. Es mucho más flexible por ejemplo a la hora de cambiar tu sitio de un alojamiento web a otro, porque la IP puede cambiar pero el dominio seguirá siendo el mismo (imagínate avisar a todo el mundo de que has cambiado de IP).

 

🔸 ¿Cómo funciona?

Pues muy sencillo.

Conoces el dominio del sitio que quieres visitar y sólo te hace falta un sistema que se encargue de “traducir” ese dominio en una IP que pueda entender tu navegador web. Y eso es precisamente lo que hace el DNS o Domain Name System (sistema de nombres de dominio).

 

Así que el servidor DNS, como diría mi amigo Juan Carlos en esta clase magistral sobre Internet, vendría a ser la “guía telefónica” que usan los navegadores web para saber dónde está el sitio que estás buscando por su nombre de dominio.

 

Sistema de nombres de dominio - DNS

 

En verdad el sistema es más complejo, pero lo he simplificado para que se entienda mejor. 🙂

 

En definitiva, el dominio en verdad es una “envoltura” que nos ayuda a navegar por Internet de una forma mucho más cómoda y “humanizada”.

 

🔷 Estructura y subdominios

Para que entiendas mejor la estructura de un dominio te dejo un gráfico que he hecho para simplificarlo y en el que se muestra mi dominio en un árbol jerárquico con las 4 partes principales que puede tener (podría tener incluso más):

 

Estructura del dominio y subdominios

 

1) La “cabeza” del árbol es lo que se llama dominio raíz. En la práctica es sólo un nombre vacío del que salen el resto de dominios de Internet.

 

2) El “hijo” que sale del dominio raíz es el dominio de primer nivel o dominio de nivel superior o TLD (Top Level Domain); lo que podríamos llamar como la terminación o “extensión” del dominio.

En mi caso es el TLD es (dominio geolocalizado de España).

 

3) Lo siguiente sería el dominio de segundo nivel o SLD (Second Level Domain); lo que podríamos llamar el nombre del dominio.

En mi caso es miposicionamientoweb.

 

4) Y lo siguiente sería el dominio de tercer nivel o subdominio; lo que podríamos llamar un “subnivel” del nombre del dominio.

En mi caso es www, que es un subdominio.

 

👁 Ojo: en muchos sitios verás que llaman dominios de tercer nivel a las terminaciones dobles de dominios del tipo .com.es, .edu.es, etc. Los llaman así porque en verdad el nombre de dominio que eligieras sería directamente el tercer nivel del dominio y no el segundo como acabas de ver.

 

Por ejemplo, en tudominio.com.es, es sería el primer nivel, com sería el segundo nivel y tudominio sería el tercer nivel.

 

Los subdominios suelen usarse para gestionar distintas “áreas” de un mismo dominio, y puedes crearlos tú mismo. Por ejemplo:

  • www. suele usarse para dirigirte a la página web del dominio.
  • ftp. suele usarse para subir o descargar ficheros de tu sitio web.
  • mail. suele usarse para gestionar el correo electrónico de ese dominio.
  • webmail. suele usarse para gestionar el correo de ese dominio vía web.
  • cpanel. suele usarse para dirigirte al panel de control del hosting.
  • blog. suele usarse para dirigirte al blog del sitio web.
  • etc.

 

Pero estos subdominios son opcionales.

Fíjate que yo no uso el subdominio blog ni tampoco el www, si entras a www.miposicionamientoweb.es verás que automáticamente te redirige a miposicionamientoweb.es. Eso es porque en mi caso el “área principal” de mi dominio es directamente mi sitio web, que es un blog. 🙂

 

🔷 Tipos de dominios

Cuando se habla de los tipos de dominios en verdad nos referimos a los 2 tipos principales que existen en los dominios del nivel superior o TLD, lo que antes he llamado “extensión” del dominio (.com, .es, .org…):

 

🔸 Dominios de primer nivel geográficos o ccTLD

Los dominios ccTLD (country code Top Level Domain), también llamados geolocalizados o territoriales, son los reservados para los distintos países o territorios del mundo y usan el código del país de 2 letras como extensión del dominio.

 

Aquí es donde estarían los .es (España), .mx (México), .ve (Venezuela), .ar (Argentina) .co (Colombia), etc.

 

🔸 Dominios de primer nivel genéricos o gTLD

Los dominios gTLD (generic Top Level Domain) al principio se asignaban según el propósito para el que se reservaban (por ejemplo .com era comercial, .org era para organizaciones, etc.) pero actualmente la mayoría se pueden usar para lo que quieras sin restricciones.

 

Estos dominios usan 3 letras como mínimo en su extensión y aquí se englobarían los .com, .org, .net, .gov, .edu, .info, .biz, etc.

 

Dentro de los dominios genéricos se pueden encontrar también los llamados dominios de nivel superior patrocinados o sTLD (sponsored Top Level Domain). Estos dominios están gestionados por agencias o fundaciones independientes que restringen su uso, como por ejemplo el .gov solo para el gobierno de los EEUU o el .edu solo para fines educativos.

 

🔷 Ciclo de vida

Sí, los dominios tienen un ciclo de vida y unos estados por los que van pasando en función de si se ha registrado, si ha caducado, etc. Y créeme que es importante que los conozcas bien para evitar “confusiones”:

 

Disponible: aquí el dominio “está libre” y puedes registrarlo para que sea tuyo.

Registrado: una vez que lo registras para ti (mínimo por 1 año y máximo por 10 años), ya nadie más puede registrarlo.

Activo: al poco de registrarlo el dominio pasa a estar activo y ya puedes usarlo durante los años que lo hayas registrado (de 1 a 10 años). Siempre puedes renovar el dominio por más años para evitar que te caduque.

Período de Gracia (renew grade period): si no se ha renovado mientras estaba activo, en este período de tiempo el dominio deja de funcionar aunque se puede renovar por el precio habitual de renovación (no todos los tipos de dominios tienen este período de gracia).

Período de Castigo (redemption grace period): si aún no se ha renovado, en este período de tiempo el dominio sigue sin funcionar aunque se puede renovar por un precio mucho mayor al precio habitual de renovación (no todos los tipos de dominios tienen este período de castigo).

Período de Eliminación (pending delete): si llega a este período de tiempo el dominio ya no se puede renovar y simplemente espera a ser liberado para estar disponible otra vez (no todos los tipos de dominios tienen este período de eliminación).

 

Eso sí, el ciclo de vida de un dominio depende del tipo de dominio que sea, por ejemplo:

 

Ciclo de vida de dominios gTLD

Ciclo de vida de un dominio gTLD como el .com, .net, .org, .info, etc.

 

Ciclo de vida del dominio ccTLD .es

Ciclo de vida del dominio ccTLD .es (España)

 

Te comentaba lo de la importancia de conocer el ciclo de vida de un dominio, porque a veces puedes encontrarte con empresas o agentes registradores que intentan “sacar provecho” de tu miedo a perder un dominio cuando ha expirado y no lo renovaste por despiste.

Y eso, querido amigo, está muy feo…

Mmm

 

Fíjate qué casualidad que mientras escribía este post me contaba Gastre un problema que estaba teniendo con 1and1 para renovar un dominio .com:

 

  1. El dominio caducó, por lo que pasó a estar automáticamente en el período de gracia. A las pocas horas le enviaron un email avisándole de que cambiaban la titularidad de su dominio y se ponían ellos como titulares, al parecer para evitar que “otros” se lo quitaran… Él les respondió para ver qué tenía que hacer, pero no contestaron.
  2. Antes de que terminasen los 30 días del período de gracia les llamó para confirmar que quería renovarlo, pero le dijeron que ahora el dominio era “premium” y que tenía que pagar más de 1.000€ para volverlo a activar. 😦
  3. Al cabo de unas horas y después de informarse más sobre el tema, les vuelve a llamar para recordarles que el dominio aún sigue dentro de los 30 días del periodo de gracia y que tiene el derecho a renovarlo por su precio normal. Y “sorprendentemente” le dan la razón y tramitan el registro. ¿Cómo te quedas?

 

Por eso digo que cuanto mejor informado estés sobre un tema, mejor podrás elegir lo que te conviene y será más difícil que te engañen.

 

Por cierto, si quieres saber el ciclo de vida de otros dominios o “extensiones”, aquí te dejo este artículo de CDmon donde puedes encontrar más gráficos y una tabla mucho más completa.

 

🔷 Registro

Ok, ya sabes qué es un dominio, los tipos que hay y su ciclo de vida.

Ahora voy a explicarte de forma sencilla todo lo relacionado con el registro de dominios web para que puedas elegir mejor a la hora de contratar un dominio propio.

 

Cuanto más sepas de los dominios web, mejor elegirás el que te conviene Click to Tweet

 

🔸 ¿Qué organismo regula los nombres de dominio?

Principalmente son 2 organizaciones las que se reparten las tareas de gestionar toooodos los dominios de Internet, direcciones IP, servidores DNS, protocolos de Internet, etc:

 

Y son estas las que deciden qué empresas u organismos pueden ser “registradores acreditados” para poder registrar dominios.

 

En el caso de los dominios ccTLD para países, IANA/ICANN delegan su gestión en organizaciones sin ánimo de lucro de cada país o territorio y son estas las que deciden quienes pueden ser “agentes registradores” de estos dominios.

 

En España, por ejemplo, la encargada de gestionar sus dominios y acreditar a los agentes registradores es dominios.es, integrada en la entidad pública empresarial Red.es y que depende del Ministerio de Industria, Energía y Turismo de España.

 

🔸 ¿Cómo saber si un dominio está libre?

Pues es muy sencillo.

Para buscar dominios libres lo más normal es que en la página web de casi cualquier agente registrador o proveedor de hosting te encuentres con un buscador, ahí puedes buscar el dominio que quieras y te dirá si está libre o no.

 

Por ejemplo, desde el buscador de dominios del agente registrador “dondominio.com” puedes ver si un mismo nombre de dominio está libre o no para distintas extensiones (.com, .es, .net, etc.):

 

Buscador de dominios

 

Y por ejemplo desde dominios.es también tienes un buscador para ver los dominios .es que están libres:

 

Buscador de dominios .es

 

Como ves, lo bueno de estos buscadores es que te sirven para comprobar dominios libres en distintas extensiones con una sola búsqueda. 🙂

 

🔸 ¿Cómo saber de quién es un dominio?

Pues para eso está el WHOIS, una especie de directorio público y gratuito con información técnica de los dominios registrados e información de contacto de los titulares de esos dominios (nombre, email, etc.).

 

Existen muuuuchas páginas como esta que te permiten buscar un dominio en el Whois.

Si te fijas en las imágenes del apartado anterior verás que además de mostrar los dominios disponibles, en los “No disponibles” aparecía un botón de “Whois” en el buscador de dondominio.com y un enlace de “Ver datos” en el buscador de dominios.es:

 

WHOIS de miposicionamientoweb.es en dondominio

WHOIS de miposicionamientoweb.es en dondominio.com

 

WHOIS de miposicionamientoweb.es en dominios.es

WHOIS de miposicionamientoweb.es en dominios.es

 

👁️‍ Ojo

Piensa que esta información pública la puede usar mucha gente con intenciones de “dudosa legalidad”, para enviarte spam a tu correo, etc. Por eso verás que en muchos casos el WHOIS no muestra todos los datos de contacto, para mantener la privacidad de su titular.

 

Eso es porque muchos proveedores de hosting/dominio ofrecen un servicio de Whois privado, de esta forma aparecen los datos genéricos del proveedor en vez de los del titular real. Y aun así, no todos los tipos de dominios permiten “esconder” todos los datos del titular, como por ejemplo el .es.

 

Personalmente, y a pesar del posible spam que me llegue, soy de los que piensa que si no tienes nada que esconder como titular de tu dominio, prefiero dejar bien claro a los usuarios y a Google que el dominio es mío. 🙂

 

🔸 ¿Cómo saber cuándo caduca un dominio?

Muy sencillo, con la misma herramienta de WHOIS que te he enseñado en el apartado anterior.

 

Si te fijas en las imágenes donde se muestra la información Whois de mi dominio, verás un apartado donde pone “Fecha de expiración” o “Fecha de caducidad” y ahí se muestra en qué día caducaría.

 

Ten en cuenta que esta fecha NO es la fecha en la que el dominio se queda libre para poder registrarlo.

 

Acuérdate de que el dominio tiene un ciclo de vida, y por ejemplo en los dominios .com no vuelven a estar disponibles hasta que no pasan los 65 días de los períodos de gracia, castigo y eliminación que se cuentan desde la fecha de caducidad.

 

En el caso de mi dominio que es un .es, no volvería a estar disponible hasta que no pase un período de gracia de 10 días desde la fecha de caducidad.

 

Y me dirás, Rubén, ¿a mí qué más me da cuándo caduca un dominio?

 

Pues te explico esto porque muchos buscan dominios caducados para aprovechar la autoridad o posicionamiento web que ya tienen estos dominios, en vez de “partir de cero” con un dominio completamente nuevo.

De hecho hay muuuucho negocio en este mundillo: compra de dominios, venta de dominios, subastas, cesiones, reservas…

 

¡Hay dominios que pueden valer hasta millones!

 

 

Pero mejor échale un vistazo a este pedazo de artículo de Josemi Medina donde te explica cómo hacerlo correctamente para buscar dominios disponibles, encontrar dominios caducados de calidad, cómo reservarlos antes de que se queden libres y cómo redirigirlos luego hacia tu nuevo dominio para aprovechar su autoridad. 👌

 

🔸 ¿Dónde y cómo registrar un dominio?

Hoy en día puedes contratar o registrar un dominio directamente desde la página web de casi cualquier proveedor de hosting o agente registrador de dominios.

 

Mi consejo es que elijas al proveedor donde vayas a hacer la reserva de dominio en función de lo que necesitas y no sólo porque tenga dominios baratos:

 

  • Si solo necesitas el dominio, sin hosting ni espacio web donde alojar tu sitio, puedes registrarlo en algún proveedor de confianza que por lo menos te permita gestionar las DNS (para que tú mismo puedas definir hacia qué IP quieres que redirija ese dominio), como por ejemplo en www.dondominio.com.
  • Si también necesitas hosting, muchos proveedores de hosting te regalan el dominio gratis durante el primer año cuando contratas alojamiento web por 1 año mínimo, como por ejemplo en Webempresa o Raiola Networks, que son de los que hablo en esta comparativa de hosting, porque los he probado y analizado personalmente.

 

Una vez elegido el registrador, verás que el proceso para comprar un dominio es muy sencillo porque te va guiando paso a paso:

 

  1. Comprobar si el dominio está libre.
  2. Elegir los años que quieres registrarlo (suelen hacerte una rebaja mayor cuantos más años contrates).
  3. Poner tus datos como titular del dominio.
  4. Hacer el pago.
  5. Esperar unas horas a la propagación de DNS para que cualquier navegador web pueda “traducir” el dominio a su IP correspondiente.

 

¡Y ya tendrás tu dominio activo. 🙂

 

🔸 ¿Se puede transferir un dominio?

Por supuesto que sí.

Imagínate que tienes tu dominio registrado a través de algún proveedor o agente registrador que te está dando muchos problemas o con un servicio de atención al cliente malo, como por ejemplo, qué sé yo, así al azar 1and1

 

¿Tienes que aguantarte y mantener tu dominio con ellos?

Pues NO.

 

Si eres el titular, puedes transferir un dominio donde quieras, que para eso es tuyo.

 

El proceso suele ser algo sencillo, aunque también depende del tipo de dominio que sea. Por ejemplo, en los dominios .com, estos son los pasos a seguir para transferir un dominio de un proveedor/agente A a otro proveedor/agente B:

 

  1. Comprueba que la información de contacto (el email) como titular del dominio que tienes registrado con A está bien, porque ahí te llegará toda la información sobre la transferencia del dominio.
  2. Comprueba que en A no tengas tu dominio como “bloqueado” para ser transferido.
  3. Si tienes un servicio de WHOIS privado en A, es probable que necesites cancelarlo antes de realizar la transferencia del dominio.
  4. Necesitarás que A te dé el código de autorización, también llamado Auth-Code, Auth-Info, código EPP o código de transferencia. Es el código que verifica que eres tú, el titular del dominio, quien quiere transferirlo.
  5. Indica a B que quieres transferir tu dominio y dale el código de autorización para que pueda hacerlo.
  6. Llegará un email a la cuenta de correo del titular del dominio informando de la petición de la transferencia, y tendrás que hacer clic donde te indique para aceptarla.
  7. Depende del tipo de dominio puede tardar unos días hasta que se complete la transferencia, pero lo normal es que desde B te avisen cuando se haya completado.

 

Los ccTLD suelen ser más “especiales”.

En el caso de los dominios .es por ejemplo no necesitas ningún código de autorización; basta con que tengas acceso al email del titular del dominio, porque ahí te llegará un email de red.es para aceptar o cancelar la transferencia una vez se la hayas pedido al nuevo proveedor/agente registrador.

 

🔷 ¿Qué dominio y extensión elegir?

Estas son “las grandes preguntas” a la hora de buscar un dominio, ¿verdad?

Pues voy a darte una serie de consejos que a mi parecer son clave a la hora de elegir un dominio y su extensión, y vas a ver que muchos de estos consejos están basados en algo muy importante: el sentido común. 🙂

 

🎯 El objetivo de tu sitio

Antes de nada tienes que tener bien claro cuál es el objetivo de tu sitio, porque una vez que lo tengas claro podrás elegir mejor el dominio que más te conviene. Y para eso deberías preguntarte algunas cosas:

 

  • ¿Te vas a centrar en un usuario/lector/cliente a nivel local de ciudad, regional, nacional o internacional?
  • ¿Quieres vender productos o servicios online, es un blog temático, es un sitio sobre un nicho muy concreto?
  • ¿Prefieres darle más visibilidad a tu marca o al producto/servicio que ofreces?
  • Etc.

 

No es lo mismo que tu sitio sirva principalmente, por ejemplo, para vender melones en Guadalajara (melonesguadalajara.es) que para reforzar tu marca como agricultor/distribuidor de melones a nivel nacional e internacional (meloneselabuelo.com).

 

Por eso es importante que sepas bien cuál es tu objetivo, para saber si realmente te interesa un dominio u otro.

 

👤 Pónselo fácil al usuario

Hay que tener en cuenta que un dominio será parte de tu marca o como mínimo será la forma por la que quieres que te busquen y encuentren en Internet, así que lo lógico es que se lo pongas fácil para que lo recuerde siempre ¿no crees?

 

  • Si tu dominio no va a ser tu nombre o el de tu marca, intenta que sea lo más corto posible.
  • Evita que tenga números, símbolos o caracteres extraños que no sean necesarios, como acentos, ñ, etc.
  • Evita también dobles vocales o  dobles consonantes, abreviaturas, acrónimos, mayúsculas, guiones y en general todo lo que pueda generar confusión.
  • Si buscas un dominio gTLD busca primero el .com porque es el más conocido.
  • Es más fácil de recordar si tu dominio contiene alguna “palabra clave” que defina de qué trata tu sitio.
  • No uses dominios de marcas registradas; aunque esté disponible el dominio, pueden quitártelo.
  • Etc.

 

Por ejemplo, no es lo mismo melguada.es que melonesguadalajara.es. ¿De cuál te acordarías mejor cuando quieras melones? Aunque el segundo sea más largo, es más sencillo de recordar porque contiene la palabra clave “melones” y además la ciudad donde los vende.

 

Y tampoco es lo mismo fontanero24horas.com que fontaneroveinticuatrohoras.com. ¿Cuál crees que es más sencillo y se buscará más en Google? Aunque el primero use números, ayudan a que el dominio sea más corto y fácil de recordar.

 

En definitiva, se trata de seguir estas recomendaciones que te hago pero con sentido común. Busca un dominio que sea fácil de leer, de recordar y de escribir. 🙂

 

📈 Teniendo en cuenta el SEO

Hace unos años estaba muy de moda el buscar los famosos EMD (Exact Match Domain) o “Dominio de coincidencia exacta”, es decir, dominios que se ajustan precisamente a la palabra clave por la que te gustaría posicionarte en los resultados de Google.

 

  • Por ejemplo, si quieres ofrecer tus servicios como abogado laboralista, un EMD genial sería abogadolaboralista.com.

 

Es cierto que estos dominios siguen teniendo su importancia porque al fin y al cabo dicen de qué trata tu sitio, lo que facilita las cosas a Google y a los usuarios. Pero hoy en día muchos profesionales SEOs han visto que estos dominios EMD ya no son tan relevantes para Google a la hora de posicionarlos, y menos aún en un sector o nicho de mercado que sea muy competitivo.

 

En lo que sí parece claro que hay un mejor posicionamiento SEO es en aquellos dominios ccTLD (geográficos) cuando se usa el buscador de Google de ese país en concreto. Lógico, ¿no? 🙂

 

  • Por ejemplo, si buscas “crear un blog” desde Google.es verás que el resultado de miposicionamientoweb.es se posiciona mejor que si buscas lo mismo pero desde Google.com.

 

En definitiva, más allá de elegir un dominio de un país o uno internacional (que es importante), a mi modo de ver Google le resta cada vez más importancia al nombre del dominio en sí mismo y valora más que el contenido de ese dominio resuelva realmente las búsquedas de los usuarios.

 

Reeeeeesumiendo, usa el sentido común. 🙂

Lo importante es que tu dominio esté enfocado al objetivo de tu sitio y que sea fácil de recordar para el usuario.

 

De todas formas voy a dejarte un par de vídeos de Romuald Fons donde explica todo esto de forma clara y encima divertida; no tienen desperdicio:

 

 

 

Y también te dejo este pedazo de checklist que ha hecho Arnaldo Ochoa para que lo revises a la hora de elegir el nombre de dominio para tu blog. 👌

 


 

Bueno, ya ves que no era tan complicado como parecía, ¿verdad?

Al menos espero que te haya servido para entender mejor qué es un dominio web y cómo funciona en Internet, por si estás pensando en crear una página web o crear un blog.

 

Y si te ha quedado alguna duda sólo tienes que comentarla aquí abajo para que pueda ayudarte a resolverla, ¿ok?

Pero por si acaso, dime…

 

¿Te ha quedado claro lo que es un dominio?